Los antibióticos no son la solución a un catarro

Feb
14 2020
antibioticos

Los antibióticos son fármacos que combaten las bacterias. En una infección vírica, los antibióticos no tienen ningún efecto: ni curan dicha infección, ni ayudan a sentirse mejor, ni evitan el contagio.

La gripe y el catarro son afecciones víricas por lo tanto no necesitan antibióticos. Hay dicho que afirma: “La gripe dura siete días sin antibióticos y una semana con antibióticos”.

¿Qué enfermedades comunes son afecciones víricas?

Los resfriados comunes y la gripe están causados por virus, la mayoría de las sinusitis, las faringitis agudas en muchos casos, Las otitis medias ocurren por procesos catarrales, por lo que se originan por procesos virales, si no se complican.

Como se comentó anteriormente, en un proceso gripal no hay que dar antibióticos, a no ser que se sobreinfecte por bacterias. En este caso sí estaría indicado prescribir antibióticos.

¿Cuándo una infección puede ser bacteriana?

  • Cuando los síntomas de sinusitis no mejoran a los 10-15 días o mejoran para empeorar posteriormente.
  • Cuando tenemos fiebre alta y rinorrea unilateral (secreción nasal abundante) os cefaleas persistentes.
  • Cuando una otitis pasa a ser media aguda con tímpano abombado y fiebre u otorrea (salida de moco- pus por el oído).
  • Cuando sufrimos amigdalitis aguda con placas de pus y fiebre.

En todos estos casos si que podemos decir que el tratamiento con antibióticos es adecuado, pues este no estaría luchando contra un virus si no que lo haría con una bacteria. Además, puede confirmarse la infección por estreptococos mediante una prueba rápida del exudado de las amígdalas (muy frecuente en niños) o mediante cultivo de las secreciones (Este método tardaría unos días en ser analizado).

No hay que tomar antibióticos a la ligera

Cuando se abusa de los antibióticos innecesariamente, no harán que la enfermedad cure antes ni que el paciente se sienta mejor. Además, irán perdiendo su poder en nuestro organismo volviéndolos totalmente inoperativo.

Tratarse con antibióticos en una infección vírica como es un catarro o una gripe es absurdo ya que esto, como hemos indicado anteriormente Sólo combaten las bacterias, por lo que sólo sirven para sobrecargar al organismo para eliminarlos

Además, abusar de estos medicamentos pueden producir efectos secundarios como sarpullidos, mareos, náuseas, diarreas, favorecer infecciones o reacciones alérgicas

Tiene usted que entender que una bacteria es un organismo vivo y tiene la capacidad de adaptarse a su medio, por tanto, si se es expuesta continuamente a ciertos antibióticos puede provocar que mute y ser totalmente inmune al remedio con el que se combate la enfermedad.

Cinco recomendaciones del equipo de Otorrino Mallorca

  • No tomar antibióticos si no se los receta un médico
  • No tomar antibióticos en un proceso similar a los descritos en este artículo como procesos víricos salvo que se lo indique su médico.
  • Los dolores de garganta son producidos normalmente por un virus, el antibiótico no los aliviará
  • Un niño con fiebre y mocos no mejorará tomándose un antibiótico ya que lo que está sufriendo es un proceso vírico no bacteriológico.
  • Antes de suministrar antibiótico a un niño que está padeciendo un catarro, tenga en cuenta que en la mayoría de los casos mejoraría exactamente en el mismo tiempo que si no le diesen antibióticos

En la actualidad existe un problema real con la sobreexposición de nuestro organismo a los antibióticos, eso puede ser un problema muy grave a futuro para la salud de todos, así que lo más recomendado es actuar con responsabilidad y sólo tomar antibióticos cuando sea estrictamente necesario.